Descubre un poco más

Sobre mi

Oianko Climent

Coach humanista, experta en inteligencia emocional y autoconocimiento

Mi nombre es Oianko Climent y si estás aquí es porque seguramente ambas tengamos una característica común. Somos mujeres que admiran la transformación evolutiva en los seres humanos

Bienvenida, estoy aquí para acompañarte en el viaje de tu desarrollo y transformación personal.

Mi historia

27 años sintiendo que mi vida era una estafa. 

 

Durante muchos años he estado haciendo lo que se supone que se tiene que hacer para ser una ciudadana socialmente aceptada y feliz.

 

Conseguí trabajo fijo, me metí en una hipoteca, me ocupé de tener buenos amigos y de toda la vida y también a mis 24 años me casé por todo lo alto. “BODA BODA” “VIVAN LOS NOVIOS”

 

En esa relación estable no tuvimos hijos, pero si perrita “Nala” y gatito, mi ojito derecho “Simba”. Si, como puedes observar, todo muy original.

 

Entonces tenía TODO lo que se supone que tengo que tener para ser feliz. Bien, pues la felicidad en mi interior brillaba por su ausencia.

 

No entendía nada. No entendía por qué si ya tenía todo, yo seguía sin sentirme completa ni realmente feliz, sentía que no era yo la que tomaba mis propias decisiones, como si mis decisiones fueran algo que atendían a ”lo que debía ser”.

 

Tenía una sensación interna que me decía que si me atrevía a tomar mis propias decisiones todo el mundo se me tiraría encima. Eran momentos de muchísima frustración y claro, la rabia se apoderaba más y más y de mi sin poder controlarla. Esa rabia venía porque no tenía ni idea de quién era ¿Quién soy?, ni qué quería realmente ¿Qué quiero?, ni cómo deseaba vivir ¿Cómo quiero que sea mi vida? Tampoco sabía que tenía la libertad y el derecho de hacerme preguntas de ese tipo. Yo solo sabía que un trabajo, un marido y una hipoteca me harían ser una persona realizada.

 

Muy a menudo estaba enfadada, triste, llorando o gritando para defender mis ideales. Tenía la constante sensación de que todo lo malo me pasaba siempre a mí y entonces, más tristeza, más rabia. Siempre culpando a los demás de mis desgracias sin hacerme responsable de absolutamente nada. Yo quería cambiar el mundo porque las injusticias nunca me han gustado, pero lo estaba intentando muy mal. Lo intentaba desde la rabia contra todo y todos. No tenía ni idea de que esa rabia era hacia mí misma y la proyectaba en los demás.

Más que un regalo.

Por suerte para mí, y por resumir mucho, un día una buena amiga me regaló un libro de desarrollo personal. Yo jamás me había relacionado con ese tipo de libros, pero confiaba en aquella amiga. Ella, a pesar de sus problemas (que los tuvo y muy gordos) sabía reaccionar sin ser dañina, sabía gestionar situaciones dolorosas y sacarles aprendizajes increíbles, encontraba el sentido a la vida en pequeños gestos y parecía estar en paz a pesar de las adversidades a las que a veces se tenía que enfrentar. Yo quería sentirme como ella, necesitaba sentirme de otra forma, estaba agotada de tanto sufrimiento diario de tanta rabia en mi corazón. No podía más. 

Aquel libro me dejó pasmada. Encontré en él algo que cuestionaba todas mis creencias (recuerdo que casi me explota la cabeza) Ese libro me enseñó que otra forma de relacionarse con el mundo y con lo que vivimos día a día es posible. Nadie me había contado algo así, me bebí el libro en tres ratitos. Aprendí que podía relacionarme conmigo misma de una forma más sabia, más amable y más gratificante a pesar de todo lo que estuviera pasando.

Siempre digo que aquella amiga y aquel libro me salvaron la vida. Hoy sé que no me la salvaron ellos, sino yo misma con los cambios que decidí hacer desde entonces.

 

El cambio.

Decidí divorciarme, dejé mi trabajo fijo el cual me aportaba más sufrimiento que otra cosa, alquilé mi piso y dejé mi ciudad para irme sola a otra ciudad desconocida para mí. Quería conocerme a mí misma, saber quién era y cómo deseaba vivir. Quería hacerlo sin condicionamientos ni un entorno que me “empujara” a ser de una determinada manera. Quería darme la oportunidad de liderar mi vida, acertando, fallando y aprendiendo de todo eso. Así lo hice y experimenté una sensación de libertad inexplicable que a día de hoy sigo construyendo y viviendo en cada una de mis decisiones.

Pasado un tiempo en mi nueva vida me formé como coach humanista (el mejor auto regalo que me he dado en la vida hasta día de hoy) y después también decidí formarme como experta en inteligencia emocional y autoconocimiento. Durante 7 años he bebido libros, conferencias, charlas, cursos, formaciones y de todo lo que puedas imaginar relacionado con el desarrollo personal y el amor propio. Descubrí una pasión. Acompañar a otras personas a liderar sus vidas a través de su autoconocimiento. Yo pude, ellas también.

Ahora me siento diferente. La rabia incontrolada pasó a otro lugar gracias a mis aprendizajes de gestión emocional, la tristeza me visita muy poco y el enfado lo utilizo cuando siento que necesito poner un verdadero límite en mi vida. Sé quién soy y qué vida quiero tener. Ahora sí, ahora decido yo y tomo las riendas de mis éxitos y fracasos. Soy cambio y me permito cambiar mi rumbo o decisiones cada vez que siento que así ha de ser para mi salud emocional.

Mi propósito.

Mi propósito es acompañar a otras mujeres a que se sientan libres de ser auténticas en sus vidas a través de su desarrollo personal. Que ellas puedan experimentar verdadera libertad y serenidad interior, viviendo una vida que les merezca la alegría día a día a pesar de las adversidades. Que experimenten ilusión, coraje y valentía.


Soy una gran apasionada de mi trabajo el cual no solo lo hago para acompañar a otras mujeres (cosa que me fascina) sino que lo hago también para seguir acompañándome cada día de mi vida. Es como una cadena de retroalimentación que siento que nos beneficia a todas, es super guau.


Vidasguau nace por dos razones:


1 En mi vida personal, a veces cuido perritos de amigos o conocidos cuando estos se marchan de viaje.
Soy la tía Oianko de los perros, ellos se quedan conmigo en casa y yo gozo de su compañía y de tener que atenderlos. Amo estar con ellos y la profunda compañía y cariño que dan. Son fieles compis de aventuras momentáneas y en definitiva me llena de alegría y bienestar recibirlos en casa cuando es necesario.


2 Me he dado cuenta a través de mi historia personal que prefiero vivir una vida GUAU que una vida aparentemente “guay” (Hipoteca, marido…)
Ahora sé que tengo que hacer para sentirme bien conmigo misma y con los demás. Disfruto de las pequeñas cosas de la vida como si fueran grandes momentos y en el viaje de conocerme a mí misma he conocido lugares y personas con las que jamás pensé que me relacionaría. Escojo crear mi vida sin miedo paralizante (miedo sigo teniendo, pero ya no me frena) y a las personas que forman parte de ella. Todo esto me hace sentir demasiado GUAU.


Quiero darte la bienvenida a vidasguau y estoy encantada de acompañarte en tu proceso de transformación y evolución humana.

¿Empezamos?

— 01

Descarga mis e-book gratis

Empieza tu transformación aquí, de manera gratuita con e-books que contienen ejercicios prácticos para que puedas realizar cambios desde ahora.

— 02

Descubre lo GUAU que eres

Sesiones individuales en las que descubrirás tus talentos, identificarás tus valores y trabajarás en tu autoestima y amor propio. Ganarás seguridad en ti misma y yo te acompañaré en todo momento.

— 03

Ven a mis Talleres

Talleres grupales en los que habrá buen rollito, autoconocimiento y aprendizaje en grupo. Disfruta de la experiencia, siente y crece personalmente.

— 04

Método INEFABLE

Un método para explotar tu SEGURIDAD y CONFIANZA. Reconócete y disfruta siendo auténtica, segura y explotando la mejor versión de ti misma. PRÓXIMAMENTE

Carrito de compra
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Configurar y más información
Privacidad